Los higos y sus beneficios

El higo es una fruta de la higuera, uno de los árboles más antiguos del mundo. Su fama se conoce en la Biblia, cuando Adán y Eva usaron sus hojas para cubrirse. Este fruto es originario del Medio Oriente y del Mediterráneo.

El higo es un falso fruto, pues es realmente el conjunto de la flor y el fruto. Tiene un sabor dulce y muy particular. Está lleno de semillas muy pequeñas que son crujientes y comestibles.

Propiedades de los higos

  • Proveen las vitaminas antioxidantes como la A, E y K, que contribuyen a la salud y el bienestar en general.
  • Son una gran fuente de fibra, lo que favorece el funcionamiento del tracto intestinal. Son también ideales para quienes quieran perder peso, pues los alimentos con mucha fibra, dan la sensación de saciedad y reducen los antojos.
  • Aportan una buena cantidad de vitaminas y minerales.
  • Son una gran fuente de potasio, que contrarrestra la pérdida de calcio a través de la orina, causada por el alto consumo de sal.
  • Contienen además probióticos, que benefician la flora intestinal.
  • Tienen calcio, mineral esencial para la densidad ósea.
  • Aportan también magnesio, hierro y cobre.
Te puede interesar:  El autismo: Causas y síntomas

Tips para comprar y conservar los higos

  • Elige los más gorditos y tiernos, con color intenso y que no estén magullados.
  • Debes comerlos a los dos días de haberlos comprado, pues son delicados y se dañan rápido.
  • Guárdalos en la nevera y lávalos en el momento en que los vas a consumir, nunca antes.
  • Si no están maduros, consérvalos a temperatura ambiente.
  • Los higos secos duran mucho más. Cerciórate de que no tengan moho y estén suaves. Consérvalos en un lugar fresco con poca luz, o en la nevera.

Disfrútalos con moderación, pues debido su alto contenido de oxalatos, comerlos en exceso, puede tener un efecto laxante.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar