Cultivos organopónicos

El cultivo organopónico consiste en una forma de agricultura útil, que permita establecer un nuevo patrón de producción eficiente y capaz de generar beneficios sociales, económicos y culturales.
Para la construcción de cultivos organopónicos se necesita de:
  • Una inversión inicial que puede recuperarse fácilmente por la  producción del agricultor si logra producir su propia materia orgánica.
  • La factibilidad para el productor depende de las condiciones del lugar donde se pretenda establecer el cultivo. Estas condiciones pueden mencionarse la disponibilidad y calidad del agua, suelo apropiado y materia orgánica.
Para la aplicación de cultivos organopónicos se requiere de una serie de principios técnicos:

Te puede interesar:  Cómo cultivar cebolla
  • Material orgánico.
  • Variedades de plantas resistentes a temperaturas adversas y plagas.
  • Productos estimuladores del crecimiento.
  • Prácticas de cultivo que garanticen buena aireación.
Entre las siembras que se puede obtener son: Acelga china y española, ajoporro, albahaca, apio, berenjena, cebollín, cilantro, hierba buena, melón, lechuga, mostaza, orégano, sábila y toronjil, son sólo algunas de las especies que se cosechan en las unidades de cultivos organopónicos.
Los cultivos organopónicos se convierten en una alternativa para las comunidades de más escasos recursos.
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar