Beneficios de la manzanilla para la salud

Es una planta mundialmente conocida; su cultivo va desde zonas casi a nivel del mar hasta regiones templadas. Es una hierba anual de hojas finamente divididas y lineales. El disco floral es de un color amarillo oscuro, cónico y hueco, y los pétalos de la periferia son blancos.

La manzanilla tiene numerosas aplicaciones en el campo de la salud. Un gran número de estudios han comprobado su acción tradicional como ayuda de la digestión. Numerosos compuestos químicos que integran el aceite de manzanilla, como el bisabolol, ejercen una acción relajadora sobre los músculos lisos del tracto digestivo (acción antiespasmódica). También se reconoce su utilidad para prevenir las úlceras del estómago y apresurar su curación.

La conocida propiedad antiespasmódica de la manzanilla la hace útil para aliviar los calambres que se producen durante la menstruación. Y aunque parezca extraño también se la emplea para estimular la menstruación; esta aparente contradicción se debe, a que también posee una sustancia estimulante de las contracciones uterinas.

Se emplea también como tranquilizante nervioso, porque deprime la acción del sistema nervioso central. Su infusión remedia los estados de ansiedad. Se la ha usado tradicionalmente para aliviar los dolores artríticos.
Esta planta tiene propiedades anti-infecciosas. Aplicada como compresa sobre una herida reduce el peligro de infección.

Te puede interesar:  Pastel de Chucho (Pescado) paso a paso

Se ha demostrado que destruye los hongos de la Candida albicans que causan infecciones vaginales, como también algunas bacterias (estafilococos). En caso de cortaduras, raspaduras o quemaduras, aplicar sobre la parte afectada la infusión concentrada, una vez fría, es la solución perfecta.

La mejor manera de preparar la manzanilla en sus diversos usos es:

  • Para infusión: verter 1 taza (8 oz) de agua hirviendo sobre 2 cucharaditas de flores de manzanilla, y dejar reposar de 10 a 20 minutos.
  • Como tintura: usar de 1/2 a 1 cucharadita disuelta en 1 taza de agua, tres veces al día.
  • Como compresas: la infusión fría se aplica sobre la parte afectada, utilizando pedazos de tela de gasa o algodón. También se utiliza esta misma preparación para baños tibios y en inhalaciones.
  • Dosificación: beber hasta 3 tazas (750 ml) de infusión al día.

Ingredientes activos: aceite esencial volátil (camazuleno), aceite de bisabal, mucílago, cumarina, flavonas, mucinas, ácidos grasos y azúcar.

Si se aplica a la piel por tiempo prolongado puede mancharla con una coloración amarillenta.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar