El aceite del motor: ¿cuándo cambiarlo?

El cambio de aceite es vital para tener lubricadas todas las partes del motor y así evitar su desgaste, futuras averías, y garantizar el buen funcionamiento de tu carro.

Razones para cambiar el aceite del motor

  • El aceite ayuda a mantener limpio el motor porque arrastra al cárter las partículas de carbón, hollín y otros residuos de la combustión que son eliminados al cambiar el aceite.
  • Actúa como refrigerante del motor, manteniendo la temperatura óptima de todas sus piezas.
  • Evita la corrosión y formación de sedimentos. El lubricante forma una película química que aísla las piezas del motor del agua, protegiéndolo de hongos producidos por la humedad.
  • Facilita el arranque en frío. Con el motor lubricado adecuadamente, el carro arranca con facilidad en cualquier clima.

Recomendaciones  para cambiar el aceite del motor

  • Utilizar un lubricante adaptado a las condiciones de uso y tipo de motor (gasolina, diésel o turbo).
  • Usar el aceite recomendado por los fabricantes de los vehículos.
  • Cambiar el filtro cada vez que se cambie el aceite.
  • Utilizar aceite de buena calidad que garantice el buen mantenimiento del carro.
  • Realizar un control visual del nivel del aceite cada 3.000 km.
  • Chequear también el nivel del lubricante antes de un trayecto largo. Si el nivel se acerca a la marca “mínimo”, debe llenarse.
Te puede interesar:  Cómo mantener la batería del carro

¿Cuándo cambiar el aceite del motor?

Se recomienda realizar el cambio de acuerdo con las instrucciones del fabricante de tu carro. Los aceites minerales deben cambiarse cada 5.000 km; los semi-sintéticos, cada 10.000 km; y los sintéticos cada 15.000 km. Sin embargo, es aconsejable realizar un control visual del nivel del aceite, cada 3.000 km con la varilla medidora. Si el aceite está negro, muy denso o bajo, es momento de cambiarlo.

Si no se realiza el cambio de aceite de acuerdo a lo recomendado, el lubricante se llena de sucio y no lubrica el motor, lo cual causa desgaste y fallas que pueden conllevar a un daño grave que obligue a sustituir el motor completo, generando un enorme gasto.

Algunos carros permiten controlar automáticamente el nivel de aceite del motor gracias a un indicador en el tablero de instrumentos. En los demás, es conveniente controlar este nivel manualmente verificando las marcas del indicador del nivel de aceite. El nivel correcto del aceite debe ubicarse entre las marcas “mínimo” y “máximo” del indicador de nivel.

Los aceites están elaborados técnicamente con exhaustivas pruebas de desempeño en motores. No se requieren aditivos extra, pues pueden generar efectos adversos en el motor.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar